Turkey Intercultural Dialogue

La cultura turca no es una cultura europea remota. La relación continua e intensa entre turcos y europeos ha provocado en algunas ocasiones conflictos y discrepancias. Estos aspectos han dado lugar a prejuicios mutuos, y quizás a valoraciones falsas y conclusiones desfavorables. Aunque en los últimos años se haya intentado eliminar estos prejuicios culturales, gracias al aumento de la actividad comercial, cultural y política entre las distintas partes, algunas de ellas aún ejercen influencias en las relaciones bilaterales. La causa principal de la aprensión es la ignorancia. De ahí, concluimos que las personas procedentes de países turcos y europeos deben conocerse bien mutuamente.

Las ONG no han puesto énfasis en conocer estas culturas. Sin embargo, estas organizaciones llevan a cabo misiones importantes como por ejemplo, representar a la sociedad. BILSEK (Asociación de jóvenes para la información, comunicación, arte, educación y cultura) que, sin tener ningún interés materialista, tiene como objetivo crear arte y cultura en la sociedad. Esta asociación coopera mediante este proyecto con organizaciones similares de la UE con el objetivo de desarrollar relaciones culturales entre ambas partes.

También es importante identificar el componente cultural, que será el denominador común sobre el que tendrán que acordar ambas partes. En el contexto de los juegos tradicionales, productos de la tradición cultural oral, son herramientas importantes que aseguran la transición de una cultura de generación en generación y que consecuentemente, propaga la cultura. Los juegos tradicionales se están quedando gradualmente obsoletos, dejándole vía libre a los juegos virtuales, por lo que los niños llevan una vida pasiva y solitaria. Este proyecto intenta cambiar el pensamiento actual sobre los juegos tradicionales. Especialmente, presentar niños españoles a niños turcos, para que socialicen y se conozcan. Este aspecto contribuye a la política de paz de la Unión. Los juegos tradicionales son las mejores actividades preparatorias para la vida social.

Por un lado, estos países tienen signos característicos y, por otro lado, permiten que los niños compartan la misma actividad sin distinción de razas, religión y lengua. Por ello, son unos de los componentes principales del patrimonio cultural. Y si sus misiones se pusieran en práctica, se formaría una Unión más hospitalaria con los residentes de Turquía.

En este proyecto, se pretende introducir el estilo de infancia de la sociedad turca mediante las reglas de los juegos tradicionales que reflejan este aspecto. El objetivo es constituir puentes culturales y proporcionar entendimiento entre los niños de hoy en día, que serán ciudadanos de la UE en un futuro.

Los juegos tradicionales reflejan las similitudes y diferencias entre las sociedades. En el contenido del proyecto, se determinarán las partes similares y diferentes de los juegos tradicionales y de los de los países de los distintos socios del proyecto, y gracias a las similitudes y diferencias de todos, se proporcionará un rico desarrollo de la cultura común de los juegos.